Los hindúes poseen un calendario lunisolar y cuyas diferencias con el año solar son equilibradas con el agregado de días en el solsticio de invierno, marca el año 1928.
Los budistas tibetanos están por el 2134 también con un calendario lunisolar que inicia en la fundación del Reino del Tibet, comparte el sistema del chino compuesto por el ciclo de los doce animales conjugados con los cinco elementos.Las combinaciones se repiten cada sesenta años lo que implica un ciclo completo. Los chinos cuyo año empieza en la luna nueva de los últimos días de enero festejarán el 4705.
Los etíopes tienen un calendario lunisolar que computa el año 2000. Los hebreos cuyo calendario empieza con el Antiguo Testamento contabilizan el 5767. El islámico empezó el 16 de julio del 622, día posterior a la Hégira o salida de Mahoma de la Meca; por lo tanto viven en el 1428.
En el caso de la nuestra cultura occidental el calendario vigente se instauró en el 1582 por el papa Gregorio XIII. Para el mismo se tomó como minuto cero el nacimiento de Cristo, aunque sobre la fecha cierta del mismo hay serias dudas porque se cree que Jesucristo nació entre cuatro y siete años antes de lo que indica el Calendario Gregoriano.
Pero como tenemos que lidiar con el 2007, es interesante hacer un breve estudio numerológico de esta cifra, que si bien no tiene la profundidad de un estudio astrológico, no deja de ser interesante para anticipar una orientación.
El primer trimestre del año estará bajo la influencia de la Luna, influencia que también signa al milenio. Señala manifestación y movimiento de masas, reclamos populares, actuación ante el público de grupos. Grandes cambios atmosféricos y mucha inestabilidad en los fenómenos climáticos. Positivo para todo lo relacionado con las asociaciones, la fertilidad, lo femenino, la adaptación, los eventos en lugares públicos, las sociedades con fines comerciales u orientadas al servicio y atención al público. Prosperaran todas aquellas actividades en donde confluyan la cooperación, la tranquilidad, la paz, la amistad. Tiempo de acopio, de acumular para aplicar o gastar en otro período.
El segundo y tercer trimestre regidos por la energía plutoniana como así también la centuria y la década nos habla de una etapa de gran aprendizaje para la humanidad donde deberá destruir para edificar nuevamente. En ocasiones el impulso al Tanatos será tan fuerte que la destrucción se asemejará a una aniquilación (acciones bélicas que se profundizan y conflictos que se expanden). En otras, se tratará de destruir lo obsoleto, lo caduco, lo perimido y construir lo nuevo sobre bases sólidas. La violencia seguirá presente a nivel mundial y social, muchas veces movidas por hilos ocultos. Importantes avances relacionados con la industria química,relevantes descubrimientos arqueológicos y geológicos . Profusión de movimientos ocultistas. Descubrimientos o avances en la investigación de los fenómenos de la naturaleza y en su manejo o dominio. Temas relacionados con la diplomacia estarán a la orden del día con especial ingerencia de mujeres en los mismos.
El último trimestre regido por la energía de Neptuno implicará a nivel climático una profusión de bancos de niebla, gran nubosidad. Atención a todo lo relacionado con el mar y los océanos, tempestades, accidentes ecológicos, depredación de su fauna, etc. Para todos puede implicar un período de limpieza mental, introspección, meditación, adelanto espiritual. Bueno para aplicar la intuición a la hora de tomar decisiones, entender a los demás.La energía global del año, que suma nueve, estará regida por el planeta Marte.
Habrá un incremento de la temperatura mundial y violencia de los elementos climáticos. Incendios y sequías de magnitud alternado con lluvias importantes. Desaparición de manera violenta de personajes importantes. Positivo para todo lo relacionado con el deporte, la recreación mental y física, las actividades al aire libre. Será un año que nos exigirá ser originales y libres en nuestro modo de pensar y un tanto individualistas a la hora de tomar decisiones y ejercitar nuestra iniciativa. Tendencia al derroche y a los accidentes por precipitación e indolencia. Sobresaldrán o tomaran notoriedad las acciones humanitarias, filantrópicas, los esfuerzos puestos en actividades solidarias. Se termina un ciclo por lo cual habrá divorcios, separaciones, final de amistades, ruptura de sociedades. Lo que se convirtió en obsoleto debe dejarse de lado y prepararse para los inicios y novedades que traerá el año próximo.