La polémica se desató en medio de tantas otras porque los integrantes del programa Gran Hermano en Argentina recurrieron al juego de la copa para anticipar quiénes serían los próximos nominados. Se contactaron con el espíritu de una mujer llamada Florencia muerta seis años atrás que supo dar correctamente la inicial del nombre de los nominados de esta semana.
El conductor Jorge Rial abrió el debate en su programa: ¿Puede dejar secuelas este juego? ¿Puede corporizarse de alguna manera el espíritu invocado dentro del ámbito de la casa? ¿Porqué Florencia rechazó la presencia de uno de los muchachos?
Desde tiempos prehistóricos el hombre ha intentado conectarse con antepasados, entidades, espíritus, etc. a fin de anticipar su futuro o resolver su contingencia sobre el mundo. Y lo hizo con bastante éxito, a tal punto que aún lo seguimos haciendo. Lo que ha sufrido cambios han sido los métodos y las formas de hacerlo.
Antiguamente, y en las sociedades primigenias la capacidad para realizar esta conexión quedaba excluidas a un hombre dedicado a lo sagrado generalmente desde su infancia y con una reconocida capacidad natural para llevar a cabo la proeza.
A partir de inicios del siglo pasado el fenómeno irrumpió en la cotidianeidad de todos, y muchos mediums se hicieron populares, famosos y hasta supieron cosechar algún dinero recurriendo a trampas que serían develadas por los investigadores. Sin embargo un buen número de ellos, como Eusapia Palladino, D.D.Home, Eillen Garret, sujetos a un estrecho seguimiento durante sus sesiones demostraron que esta práctica de conexión con lo invisible es posible, aunque no necesariamente recomendable.
Una premisa básica de diversas escuelas ocultas es que lo afín atrae lo afín, si los componentes de la sesión no tienen una preparación espiritual elevada sólo se harán presentes entidades de escaso desarrollo espiritual que en vez de ayudar pueden producir confusión, desorientación e incluso obsesionar a los individuos más sugestionables o más débiles espiritualmente. Esto es válido tanto para el juego de la copa, la tabla ouija,las psicografías (recibir mensajes escritos), las psicofonías (la grabación de voces del más allá), los espejos, la bola de cristal, o la utilización de otros soportes como la televisión o la computadora.
Sí, se han verificado comunicaciones a través de artefactos electrónico (incluso el teléfono), en donde a veces el fenómeno irrumpe sin que halla, al menos concientemente, una invitación para su manifestación.
Son numerosos los casos en que los sujetos participantes de estas prácticas se vieron molestados por insistentes raps (golpes) o desplazamientos de objetos, agresiones de la entidad que se sufre a nivel físico el sujeto de la experiencia tales como golpes, bofetadas, puntapiés, tiradas de cabello, toques en el cuerpo, aguijonazos, empujones, puñetazos.  Puede también presentarse variaciones bruscas de temperatura, la aparición de agua o de combustiones espontáneas en el lugar de la experiencia o en la proximidad del sujeto de la misma. Para que tales manifestaciones no perjudiquen a los participantes de este tipo de experiencias se deberá desarrollar una práctica espiritual periódica, a fin de elaborar métodos de protección por un lado y elevar la calidad vibracional por el otro.
¿Puede irrumpir Florencia en esta escena corporizándose? Sí, de manera inmediata a través de sueños porque el subconciente esta más abierto a retener la información que nuestro conciente desechará por nuestra formación intelectual. En segundo lugar puede ser literalmente vista o escuchada por aquella persona que posean alguna capacidad paranormal en desarrollo. Finalmente podrá plasmarse dentro del ámbito del grupo y ser vista por varios de los muchachos si por lo menos alguno de ellos posee capacidades mediumnímicas de relevancia ya que tendrá la posibilidad de prestarle parte de su propia energía psíquica para que se haga presente. 
 

Anuncios