El 19 de Mayo a las 7.05 hs un extraño resplandor iluminó  repentinamente el cielo matutino en la ciudad de Rosario, aunque el fenómeno también pudo observarse en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores. En estas fechas el cielo aún permanece oscuro en estas horas tempranas, quedó sorprendentemente iluminado como si fuera día. Paso seguido muchos testigos pudieron observar un elemento luminoso brillante en caída que dejaba en el cielo un trazado similar a algo que se venía quemando y va dejando un rastro de humo color amarronado, perpendicular a la tierra. Iba como en picada. Según un testigo el fenómeno se observó por un espacio de 3 a 4 segundos, hasta que se terminó de consumir. 
Los testigos difieren en cuanto a que algunos dicen haber observados algunos colores en el mismo mientras otros sostienen que no.
El fenómeno abarcó un amplio territorio porque pudo observarse incluso en la provincia de San Luis.
Por los elementos que tenemos de apreciación se trataría un aerolito que impactó primero en la atmósfera fragmentándose y que se consumió antes de hacer contacto con la superficie del planeta.