Dentro del sistema de trabajo del Chi Kung hay seis sonidos para tonificar la energía de los órganos, tratar enfermedades y lograr la longevidad:
Respirar profundamente y al exhalar pronunciar cada uno de estos sonidos. Repetir 30 veces, todos los días, hasta la mejora del órgano asociado. Practicar preferentemente sentados.
 
SU, para tratar el hígado (exhalando).
Las manos masajean con el dorso de los pulgares la zona correspondiente a los costados del cuerpo, hacia el centro, acompañando el ritmo de la exhalación.
Se utiliza para quitar fiebre del hígado, mareos, conjuntivitis, orzuelos, picazón del cuerpo. 

HA, para curar el corazón  (bostezo).
Tomar aire por la nariz, entrelazar las manos y apoyarlas sobre la cabeza, y exhalar sin ruido con la boca abierta como bostezando.  Mejora los problemas cardíacos y el decaimiento general.

FU, (exhalando)
Respirar lentamente por la nariz. No abrir la boca. Los brazos se extienden sobre la cabeza con las manos extendidas y las palmas hacia arriba.
Quita la fiebre de los pulmones, la tos, picazón o sequedad de la piel, cansancio de brazos y piernas o nariz tapada, contractura de pecho o espalda.

CHUEY (soplando)
Por la nariz inhalar larga y lentamente y soplar rápido 30 veces, luego 10 suave. Los brazos extendidos tomando con las manos las rodillas.
Sirve para tratar frío de riñón (riñón débil), dolor de cintura, rodillas frías, piernas pesadas, impotencia sexual, zumbidos, ampollas en la boca, cuerpo afiebrado con decaimiento.

HI (emitiendo el sonido, como si se estuviese riendo)
Tomar aire por la nariz, y al exhalar emitir el sonido. Esto permite movilizar el bajo vientre, por lo tanto sirve para tratar dolores en esta zona, boca seca, transpiración abundante, impotencia sexual o menstruación con molestias.

Los ejercicios se dejan de practicar una vez que se ha remitido el problema de salud.